Noticias

Antes de cogerlos…

Comprueba que están solos

25/04/17 Rescatar camadas de la calle exige un protocolo y una responsabilidad. Se consecuente con el acto de recogerlos. Infórmate comprobando que de verdad están solos ➡️

Antes de cogerlos….
No se los quites, comprueba que están solos
Muchas veces vemos una camada de gatitos monisimos recién nacidos y tenemos la “necesidad” de rescatarlos.

1- Cuenta hasta 10, asegúrate bien de que su madre no está cerca, que no haya ido a comer, que no los este trasladando…. espera lo suficiente, espera 3 horas, no te acerques ni los toques.

2- Si la madre no aparece, los bebés parecen desatendidos, o están claramente abandonados (en una caja en un contenedor, por ejemplo)…. piensa qué vas a hacer con ellos: los lactantes tienen que comer cada 3 horas, estimularles para que hagan sus necesidades, hay que mantenerles calientes, mimarles, limpiarles, como lo haría su madre…. puedes estar pendiente? Si la respuesta es no, pero efectivamente están desatendidos y quieres ayudarles, busca una acogida para ellos que pueda hacerse cargo. Recuerda que las protectoras están hasta arriba, entre otras cosas por atender bebés robados a sus madres.
No se los pongas a otra gata lactante, no sabes si pueden tener alguna enfermedad y que contagien a la nueva mamá, a sus propios hijos o al revés. Compra leche especial para gatitos y dales de comer, mantenlos calientes… cuando crezcan lo suficiente (2 meses) deberás buscar un hogar para ellos, siempre preocupándote de que estarán bien, haciendo cuestionario y visita previa al adoptante y asegurándote de que los esterilicen al llegar a la edad, que los vacunen, y en general, puedan hacerse cargo de lo que un gato conlleva. Si la madre no es sociable puedes buscarle un refugio donde por ser vivir en semi libertad.

3- Nunca te lleves ni manipules una camada si no has esperado 3 horas a que vuelva su madre. Si los tocas, los puede rechazar y el problema no sólo serán los bebés, sino la mastitis que se le generará a la madre, al igual que si se los quitas.

4- Ponte en su lugar, imagina la desesperación, el dolor y la angustia de volver a casa y que tú familia no esté, sin saber que les ha pasado, sin saber si están bien o no, sin saber si les volverás a ver. Se volverán locas buscando a sus hijos, que tú te has llevado sin saber si quiera si podrás sacarlos adelante, porque no, NUNCA los cuidaras como ellas.

5- Si la madre vuelve y quieres ayudarles, llévales comida y agua, vigila que estén bien y cuando los bebés tengan edad suficiente, esteriliza a su madre. Si corren peligro, recuerda: lo corren todos, no se los robes, ayúdala también a ella.

El mejor método para evitar este problema, la mejor forma de ayudarles, es el CES, esteriliza a tiempo, gestiona colonias, se parte de la solución, les ayudas a ellos y te ayudas a ti.