Adoptados

Charlie (hijo de Sarita)

¡Feliz en Gijón!

10/01/16 Charlie salió de Vitoria despidiéndose de su familia de acogida.

 

Y conoció a su nueva mami 🙂

 

Poco a poco fue conociendo a su nueva compañera de juegos …

 

Y ya feliz e inseparable con su nueva hermana gatuna 🙂

Se quieren mucho y la adoptante está feliz y encantada.

¡Y nosotras más!

 

 

11/12/15 Teníamos pendiente publicar a Aitor como padrino del pequeño Charlie 

 

12/11/15 Charlie es un gatico perfecto; guapo, buenísimo, cariñoso a más no poder….

Y por fin ha encontrado a la persona que lo ha visto y no le importa su sordera.
Este sábado mami Leire le lleva a conocer a su mami definitiva y su nuevo hogar. ¡Gran trabajo Leire y familia!

En Gijón le espera Jara, su adoptante, estudiante de veterinaria y una nueva tata peluda.

 

 

Es un gato super tranquilo y amoroso. Le puedes coger y comertelo a besos.
Sus pasiones son mirar la lavadora girar y conectar la Roomba y subirse encima para dar un paseo por casa

Es un gatito estupendo que te enamora en un segundo.
Se echa largas siestas, y como no oye, duerme profundo y para despertarle hay que hacerlo suavemente.

Charlie, ¡mucha suerte cariño!

Aquí con mami Sarita

 

 

26/08/15 Charlie es el más atrevido de los hijos de Sarita. El que sea sordito no le impide hacer lo que hacen sus tatas.
Uno de sus pasatiempos preferidos, aparte de dormir y los mimos, es plantarse delante de la lavadora y observar como gira y gira jiji.

Es muy cariñoso, se restriega por las piernas para que le hagas mimos, se deja coger y besuquear.
Se lleva genial con las otras gatitas de la casa, con la perrita Luna y con sus hermanos humanos juega mucho. Es muy sociable con todos.

¿Qué más se podría pedir de un gatito tan guapo y especial como él??

adopcionesesperanzafelina@gmail.com

 

 

19/07/15 Hola! sí, tú! te hablo a tí, a mi futuro/a adoptante! Qué tal estás?

Me llamo Charlie y soy un gatito blanco.

Nací hace dos meses en una residencia. Allí unas chicas nos cuidaban pero no podíamos quedarnos, así que nos cogieron a mami, a las tatas y a mí y nos llevaron a casa de una chica que se llama Leire. Jo! no os podeis imaginar lo maja que es, la queremos más…

Todo el mundo nos dice que tuvimos mucha suerte, que la calle es muy dura, y que yo, al ser sordito, no habría sobrevivido.
Yo no entiendo qué quiere decir eso… sobrevivir, calle, hambre… pero la verdad es que no parece algo bonito.

Yo entiendo de jugar a todas horas, de recibir los mimos y caricias que tanto me gustan, de comida rica, y de querer y que te quieran. Uy! de eso sí que sé, mucho! Todo el mundo me quiere y me achucha y yo encantado de la vida. Dicen que soy un pequeñín muy especial 🙂

Te tengo que contar que soy sordo, por lo visto algunos gatos blancos somos sordos de nacimiento, pero podemos hacer una vida completamente normal. Yo la hago! Cuando ya esté contigo tendrás que tener en cuenta algunas cosas, como despertarme despacito para que no me asuste y alguna cosilla más, pero ya te lo explicarán con más calma las chicas de Esperanza Felina. Y no te preocupes, tengo una habilidad especial, seré capaz de entenderte con sólo mirarte a los ojos, lo que de verdad importa se dice sin palabras.

Sé que estás ahí, esperándome, y yo también quiero irme contigo. Si quieres adoptarme puedes escribir a:

adopcionesesperanzafelina@gmail.com

 

 

 

26/06/15 CHARLIE ES SORDITO

Desde que llegó a EF hemos estado haciendo pruebas, y ayer ya fue la definitiva encendiendo un secador tras él. Sus tatos salieron corriendo y él ni se inmutó, ni movió las orejitas.

Tenemos y hemos tenido más Esperancitos sordos y hacen una vida normal.

Pero menos mal que pudimos recogerle, porque en la calle si que hubiera sido carne de cañón.

Esto solo le hace aún más especial. Que no os quepa duda 🙂

adopcionesesperanzafelina@gmail.com

 

 

4/05/15 Charlie y su familia (Mimi, Lili, Miska y mami Sarita), estaban en peligro en la calle.
Gracias a Leire y familia que les han acogido, se han convertido en Esperancitos, y están a salvo, bien alimentados y controlados veterinariamente.

NO ESTÁN EN PROCESO DE ADOPCIÓN HASTA QUE ESTÉN FUERA DE PELIGRO Y VACUNADOS