Abandono de animales por prescripción médica

Embarazo y Animales en casa

(La propia, no la de los demás, claro)

Una convivencia satisfactoria con un animal de compañía se puede ver truncada en muchas ocasiones por la feliz noticia de un embarazo.Entonces surgen las dudas y las preguntas: ¿Afectará a la salud de mi hijo? ¿Surgirán problemas de convivencia? Y como colofón, el médico nos habla de la toxoplasmosis, una enfermedad que se transmite a través de las heces de los gatos y que por falta de información desencadena el abandono de animales.

La toxoplasmosis es una infección causada por el parásito toxoplasma fondii. Se transmite al feto al comer carne insuficientemente cocida, por consumir frutas mal lavadas o por el contacto con los excrementos de un gato que padezca la enfermedad.

Una de las primeras pruebas que se hace a la mujer que está embarazada a través de un análisis de sangre es la de la toxoplasmosis. Si el resultado es positivo, la mujer tiene anticuerpos y no tiene ningún peligro de contraer la enfermedad. Si el resultado es negativo, bastará con tomar unas sencillas medidas preventivas.

Medidas preventivas:

  • No comer carne cruda o que no esté bien cocida (embutidos).
  • Lavarse bien las manos después de tocar carne cruda o tocar la arena del jardín.
  • Lavar bien las frutas y las verduras antes de consumirlas.
  • Si se convive con un gato, evitar que salga de la casa y alimentarle con comida específica para él.
  • Llevar al veterinario al gato para que compruebe su estadode salud.
  • Evitar el contacto con los gatos de la calle.

Esta información y estas sencillas pautas son las que debe transmitir el médico a la mujer embarazada.

Animales, fuente de salud

Por otro lado, numerosos estudios han demostrado que la convivencia con animales de compañía tiene efectos terapéuticos en ancianos, que se sienten menos solos y en el caso de personas enfermas, ya que reducen la presión arterial y disminuyen los riesgos del infarto. En el caso de los niños les ayudan a asimilar unas pautas de comportamiento social y les estimulan. De hecho, diversos animales se utilizan como terapia en el caso de niños autistas para conseguir abrir canales de comunicación entre ellos y el mundo exterior, sin olvidar que existen en varias cárceles españolas, sobre todo catalanas, proyectos de reinserción de presos basados en el contacto y cuidado de animales.

En definitiva, convivir con animales de compañía es una fuente de salud. Indudablemente hay casos en los que es incompatible esa convivencia y la salud por causas muy concretas, pero son los menos.

¿ESTÁS EMBARAZADA Y CONVIVES CON ANIMALES?

¿Qué es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una enfermedad producida por un parásito que se encuentra sólo en las heces del gato que padece la enfermedad y cuyos síntomas son similares a la gripe.

¿Cómo se transmite?

En el caso de los animales a través de las heces del gato. Así que si tienes perro no existe ningún riesgo de contraerla a través de él. También se puede contraer por ingerir fruta y verdura mal lavada, carne cruda y embutidos no cocidos.

¿Cómo prevenir?

En el caso de convivir con un gato evitar el contacto con las heces del animal, tomando medidas como usar guantes al limpiar la caja de excrementos. De hecho hay veterinarias que están estrechamente en contacto con animales durante su proceso de gestación y no contraen la enfermedad.

Detección

En caso de embarazo el toco-ginecólogo hará un seguimiento del proceso de gestación, que incluye análisis de sangre habituales. En el caso de la toxoplasmosis, si el resultado es negativo, la paciente es susceptible de padecerla, y si es positivo, en ningún caso la contraerá, porque ya la ha atravesado fuera del tiempo de gestación y está inmunizada.

Conclusión

Las mujeres embarazadas que conviven con animales, deben cumplir ciertas medidas de precaución, sólo si el resultado de sus análisis de sangre da un resultado negativo de la toxoplasmosis y convive con gatos. En ningún caso es necesario abandonar la convivencia con el animal. Es esencial lavar bien la fruta y la verdura y evitar la carne y el embutido no cocido. Durante la gestación, es importante una correcta higiene, alimentación y descanso. Muchos estudios han demostrado, como ya hemos indicado, que la convivencia con animales favorece la salud, porque su presencia es relajante e incitan al juego y a la risa.